El embalse de La Serena, al 89% de su capacidad

La cuenca pacense aumenta el 5.1% de sus reservas en una semana, obligando a desembalsar agua en nueve presas

Vistas del embalse de La Serena, en La Siberia extremeña, desde el muro de la presa. / HOY
INCREMENTO DE RESERVAS EN LA CUENCA DEL GUADIANA

Los embalses extremeños de la cuenca del Guadiana han experimentado un aumento del 5.1% de sus reservas en la última semana. Las últimas precipitaciones han llevado a la Confederación Hidrográfica (CHG) a desembalsar en las presas de Alange, Cancho del Fresno, Ruecas, Gargáligas, Los Molinos, Boquerón, Canchales, Villar del Rey y Tentudía. También ha habido turbinados a pie de presa en Alange y en el embalse de Zújar. A nivel nacional, las principales variaciones de la semana se han registrado precisamente en el Guadiana, acumulando 438 hectómetros cúbicos más.

En total, las intensas y continuas lluvias de los últimos días han hecho que las presas del Guadiana en la provincia de Badajoz alcancen los 6.536 hectómetros cúbicos, el 88 por ciento de su capacidad total, según datos de la CHG.

Un claro ejemplo del aumento de las reservas de agua es el embalse de La Serena, el segundo mayor de España después de Alqueva, y auténtico mar interior que Extremadura que riega las comarcas de La Serena y La Siberia, además de penetrar en las provincias de Córdoba y Ciudad Real. La enorme presa que recoge las aguas del río Zújar acumula ya 2.937hm3, lo que supone el 89% de su capacidad, un 5% más que la semana anterior. El gran embalse extremeño es capaz de embalsar 3,2 billones de litros, cantidad suficiente para dar de beber durante 39 años a Extremadura.

Por otra parte, Alange registró esta semana una imagen insólita, al abrir este martes sus cuatro compuertas durante siete minutos en los que estuvo aliviando agua. Una operación que se llevó a cabo que las cuatro compuertas funcionaban correctamente. La presa alcanzaba un máximo histórico del 93% de su capacidad.