El cantaor local Antonio Benítez recibe el cheque de la beca de formación en cante flamenco de la Diputación

La otra galardonada ha sido Matilde Cortés, natural de Bienvenida

Los galardonados con Celestino Vegas y Miguel Ruíz. FOTO: CEDIDA
DE 2.500 EUROS

El cantaor local Antonio Benítez recibió ayer el importe de la beca en cante flamenco concedida por la Diputación Provincial de Badajoz. La otra galardonada con esta misma beca ha sido Matilde Cortés, natural de Bienvenida.

Un jurado compuesto por representantes de la Diputación de Badajoz y de la Federación Provincial de Peñas Flamencas fue el encargado de otorgarles estas dos becas de 2.500 euros, cantidad que procede de la recaudación en taquilla del Festival Porrina 2013.

Matilde Cortés, con 21 años y recién llegada al mundo del flamenco, estudia tercero de Medicina; y Antonio Benítez, con 29 años, es más conocido en este mundo, ya que tiene familia flamenca, forma, maneras y afición, tal como destacó Celestino Vegas, presidente de la Federación de Peñas Flamencas, de ambos.

Miguel Ruíz, diputado-delegado del Área de Cultura de la Diputación pacense, les deseó que lleguen como mínimo a metas como otros que ya disfrutaron de estas becas, entre ellos Miguel de Tena y Celia Romero.

19 participantes

La elección de estos dos becados fue decidida por cinco expertos en la materia tras evaluar las pruebas de selección celebradas el pasado, 28 de mayo, en el salón multiusos de la Residencia Universitaria Hernán Cortés de Badajoz de los 19 jóvenes cantaores pacenses participantes.

En las bases de la beca decía que cada participante tendría que interpretar en dicha prueba dos cantes, uno de compás y otro libre.

En este sentido y en declaraciones a HOY Quintana, Antonio Benítez informó que interpretó una soleá y mineras acompañado a la guitarra por el maestro Joaquín Moñino.

 A su juicio, las pruebas «fueron duras dado el alto nivel de los candidatos, algunos incluso están estudiando y formándose como cantaores en una fundación de Sevilla y, por tener que cantar a capela sólo con el sonido de una guitarra ».

No obstante, aclaró que está satisfecho con la actuación que hizo, tanto que al terminarla, algunos presidentes de peñas que estuvieron presentes le confirmaron que iría a cantar por sus peñas.

Este premio, según el quintanense, significa un reconocimiento a su trayectoria por el flamenco y «es un empujoncito más para seguir dándome a conocer en este mundo».

«Me siento orgulloso de haberme hecho con esta beca, por todo lo que ello conlleva y para poder seguir formándome como cantaor, con ganas de seguir haciendo lo que tanto me apasiona, que es poder cantar y que cuando se escuche el nombre de Antonio Benítez se me conozca como cantaor flamenco» añadió.