El árbol de Plaza de España con vecinos haciéndose fotos / MARÍA FORTUNA

El árbol de Navidad de la Plaza, reclamo para vecinos y visitantes

Con unos 12 metros de altura, tiene medidas similares al de años anteriores

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

La Navidad en Quintana está siendo igual de extraña que en el resto del país. Mientras que los contagios siguen al alza, la población se divide entre los que quieren vivir estas fechas como si una pandemia no copara los titulares e informativos de cada día y otros que para evitar poner en riesgo a los más vulnerables han decidido tomarse la situación en serio.

La vacuna ha demostrado que es de sobra efectiva puesto que los casos que se están dando en la localidad cursan en su mayoría con sintomatología leve. Aun así la incidencia sigue subiendo, tras unos días más estables, por lo que desde el Consistorio no cesan en su empeño de pedir un comportamiento responsable a los ciudadanos.

Desde el pasado 17 de diciembre, un gran árbol de luces blancas, de medidas similares al de años anteriores con unos 12 metros de altura, preside la Plaza de España iluminando esta extraña Navidad. Debido a la crisis sanitaria, por segundo año no hubo acto inaugural, aunque este sigue siendo un punto de atracción para aquellos que no dudan en hacerse una foto delante de él.

En el ecuador de «las fiestas», aún quedan días por delante donde la responsabilidad individual determinará el estado, a nivel sanitario, en el que Quintana de la bienvenida al 2022.