El 70% de los autónomos extremeños sufre precariedad laboral

El 70% de los autónomos extremeños sufre precariedad laboral

La mayoría de los trabajadores por cuenta propia es mayor de 40 años y pertenece al sector servicios

EFE

Extremadura cuenta con unos 80.500 autónomos activos, la mayoría de ellos sin asalariados a su cargo y que sufren una situación de precariedad laboral en un 70 por ciento de los casos, según la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

Estos datos han sido facilitados por el presidente de este colectivo, Eduardo Abad, en una rueda de prensa en Mérida, junto con la secretaria general UGT, Patro Sánchez.

Abad ha asegurado que Extremadura cierra 2018 con 792 autónomos más y ha explicado que la mayoría de los autónomos de la región es mayor de 40 años y pertenece al sector servicios.

Del total de los autónomos extremeños, el número de varones duplica al de mujeres, con 54.000 autónomos hombres frente a 26.500 mujeres.

Eduardo Abad se ha referido también a los datos por provincias y ha puesto de relieve que Badajoz encabeza el número de autónomos, con 48.876, mientras que Cáceres registra un total de 31.434.

Además, ha precisado que, por sectores, 21.600 pertenecen al comercio y 8.000 a la hostelería, las dos actividades que reúnen a un número mayor.

Sin embargo, ha advertido de la inestabilidad y alta temporalidad en ambos subsectores, ya que casi el 100 por cien de los trabajadores autónomos que inician su actividad en ellos la cesan al cabo de un año, lo que demuestra que la ayudas y tarifas planas de cotización no han servido hasta el momento para generar empleo

Por otra parte, en general para posibilitar que los negocios de los trabajadores por cuenta propia tengan continuidad, Abad ha subrayado la importancia de desarrollar un plan de relevo generacional, propuesta que UPTA planteó al anterior Ejecutivo nacional sin que recibiera respuesta.

Por ello, ha reclamado que se incentive el relevo generacional y se fomenten nuevas actividades económicas.

Ello supondría, a su juicio, «un hito histórico» y permitiría que las condiciones y la protección social de los trabajadores por cuenta propia estuvieran más cerca de la de los que trabajan por cuenta ajena.

El presidente de UPTA ha valorado medidas como la bonificación del cien por cien de las cuotas a la Seguridad Social por incapacidad temporal o por accidente de trabajo a partir del segundo mes de baja, algo que, en su opinión, supone un cambio sustancial, porque antes los autónomos ni siquiera tenían derecho a ponerse enfermos, según ha dicho.