Extremadura recupera los niveles de empleo y paro del año 2010

Evolución del paro y el empleo en el cuarto trimestre en la región (2012-2018):: /MARCOS RIPALDA | LUCAS GARRAGráfico
Evolución del paro y el empleo en el cuarto trimestre en la región (2012-2018):: / MARCOS RIPALDA | LUCAS GARRA

Los malos datosdel último trimestrede 2018 vuelven a situar a la región a la cabeza en la tasa de desempleo de todas las comunidades

JUAN SORIANO

Extremadura regresa a los niveles de paro y ocupación de 2010, en el inicio de la crisis económica, tras un año 2018 que se ha visto empañado por los resultados del último trimestre.

La Encuesta de Población Activa (EPA) que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística deja el número de parados en 114.400 y el de ocupados en 381.100. Unos datos que no se conocían desde 2010, cuando se llegó a 120.100 desempleados y 381.500 empleados.

El paro en la región descendió en casi 9.500 personas el pasado año, aunque principalmente entre los hombres (7.700 menos) que entre las mujeres (1.700). Por grupos de edad, creció entre los más jóvenes, de 16 a 19 años, pero bajó especialmente entre los mayores de 55.

Noticias relacionadas

En cuanto al empleo, el año terminó con 11.800 ocupados más que en diciembre de 2017, 6.100 hombres y 5.700 mujeres, un reparto más igualitario que en la caída del paro. La ocupación cayó en agricultura y construcción, pero subió en industria y, sobre todo, servicios, con 10.000 efectivos más. Por provincias, el crecimiento fue mucho más notable en Badajoz (10.700 más) que en Cáceres (1.100 más).

Estos datos rompen una tendencia de años anteriores, en los que la bajada del paro era mayor que la subida de la ocupación, lo que se achacaba a que los jóvenes se iban de la región. Sin embargo, en 2018 fue al revés, lo que evidencia una cierta capacidad de crear empleo. Algo que se vio acompañado además por el incremento del número de activos (personas que desean trabajar) con casi 2.400 más, lo que no se producía en tanta medida desde 2012, y una bajada de los inactivos. Y eso pese a la caída de población, con 6.500 habitantes menos que en 2017. Más de una tercera parte corresponde a menores de 16 años, en la línea de ejercicios anteriores, debido a la reducción de nacimientos.

Con estas cifras, la tasa de paro en la comunidad (parados sobre el total de activos) se sitúa en el 23,1%, el dato más bajo al cierre de un año desde 2009, cuando fue del 21,2%. Pero Extremadura sigue estando a la cabeza en desempleo, casi nueve puntos por encima de la media nacional, debido en buena parte a los malos datos del último trimestre.

El paro creció en 6.900 personas entre septiembre y diciembre del pasado año, mientras que la ocupación se redujo en 7.300 efectivos. La buena evolución de Andalucía, que en el tercer trimestre tenía la tasa de paro más alta del país, le ha permitido abandonar esa posición en perjuicio de Extremadura.

La región fue la tercera comunidad con mayor caída de la ocupación en el último trimestre, pero la sexta con mayor aumento en el conjunto del año. Y la quinta en crecimiento del paro entre septiembre y diciembre, lo que lastró una recuperación que en 2018 fue más notable en once comunidades.

Positivo para la Junta

Para la Junta de Extremadura, el pasado año mostró una tendencia positiva en creación de puestos de trabajo con el mejor dato desde 2006 y una subida superior a la media nacional. La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, recalcó además que la ocupación creció más de lo que bajó el paro y que también subió el número de activos, «lo que demuestra que, cuando las perspectivas económicas son buenas, el mercado de trabajo se moviliza y la gente no se va».

Esther Gutiérrez destacó que, de los 11.800 puestos de trabajo creados el año pasado, 5.700 correspondieron a mujeres. Además, «son las mujeres las protagonistas de la subida de la actividad», con 4.000 más en búsqueda de empleo frente a una caída de 1.500 entre los hombres.

Asimismo, recalcó que el paro entre los menores de 30 años bajó en 3.661 personas. Y subrayó que se redujo cinco puntos la tasa de temporalidad, con una subida del 12% del empleo indefinido y 22.000 contratos más que en 2017. Para la consejera, hay más calidad y estabilización.

Para el sindicato CC OO, los datos de la EPA podrían haber sido mucho mejores con una mayor incidencia de las inversiones del Estado y una derogación parcial de la reforma laboral. Aunque destaca la evolución del año, incide en los malos resultados del último trimestre, lo que a su juicio «refleja una vez más las debilidades estructurales de la economía extremeña». También aprecia más brecha de género, ya que del aumento de la ocupación en mujeres el 95% fue a tiempo parcial frente al 18% en los hombres.

Por su parte, la Confederación regional empresarial extremeña (Creex), destaca la buena evolución del conjunto del año así como los malos datos del cierre de 2018. Para su secretario general, Javier Peinado, es necesario un plan complementario y coordinado entre todas las administraciones públicas «que no solo actúe sobre las políticas activas de empleo, sino también sobre la generación y dinamización de la actividad productiva, la mejora de las infraestructuras y la implementación de una política fiscal diferenciada».

En cuanto a los partidos con representación parlamentaria, el PSOErecalcó que en la legislatura hay 34.652 desempleados menos y 25.853 ocupados más, según dijo el portavoz socialista en la Asamblea, Valentín García.

Sin embargo, la oposición no coincide en una lectura tan positiva de los datos. La portavoz popular, Cristina Teniente, recalcó que la región lidera la tasa de paro general, femenino y juvenil, y que se aleja de la media nacional. «Ese es el balance de esta legislatura», afirmó.

Irene de Miguel, candidata de Podemos a la Junta, afirmó que «no hay nada que celebrar», ya que Extremadura sigue a la cabeza en tasa de paro. Además, destacó que, de los 661.000 contratos que se firmaron en 2018, el 95% fueron temporales.

Por último, el portavoz de Ciudadanos, Cayetano Polo, afirmó que la EPAevidencia el fracaso de las políticas de empleo de la Junta. También subrayó la caída de población y pidió medidas para que Extremadura «deje de expulsar a las personas».

España