El Festival Granirock reunió a multitud de jóvenes durante su sexta edición

Llegaron hasta la localidad visitantes de muchos puntos de España /MARÍA FORTUNA
Llegaron hasta la localidad visitantes de muchos puntos de España / MARÍA FORTUNA

El evento ya está consolidado como uno de los referentes musicales más importantes de la región

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

Después de meses de preparativos, espera y confirmaciones, el pasado domingo 13 de Julio terminó la sexta edición del Festival Granirock. El evento, que ha evolucionado de forma muy positiva, se ha consolidado como uno de los referentes musicales más destacados de nuestra región. Durante estos años el sello Granirock ya es conocido tanto en Extremadura como en numerosos puntos del país como un festival que además de presentar la música más variada ofrece un lugar inigualable de acampada rodeado de naturaleza y con espacios de sombra, que hacen que los visitantes quieran volver cada vez.

Por su parte, el campo de fútbol municipal, con césped, barras, puestos de comida, regalos y artesanía y con la suficiente amplitud para garantizar un aforo limitado en un espacio amplio, volvió a ser uno de los puntos a favor del evento, al estar ubicado en pleno casco urbano y con transporte. En este punto hacemos referencia al 'tren' que ya se ha hecho famoso en las últimas ediciones del festival. Este recoge a los asistentes de la zona de acampada y los desplaza hasta el campo de fútbol y viceversa, lo que supone facilita aún más la experiencia durante los tres días.

Desde el año pasado, la organización y gerencia de Granirock depende en su totalidad del Ayuntamiento, que sigue en su empeño de lograr que cada año con la llegada del verano esta cita se marque en el calendario quintanense.

Este año el cartel lo han compuesto 18 bandas de estilos muy diferentes. Entre ellos destacan el rock hardcore, heavy metal, rap metal, hip hop, reggae y ska, pero con algo en común por parte de todos, un fuerte componente de compromiso social y letras a favor de la tolerancia y la igualdad de género. Tras un año de espera, el ambiente desde tempranas horas de la noche ha sido excelente los tres días en las puertas del campo de fútbol municipal, sobre todo el jueves, ya que había ganas por partes de los asistentes de que comenzaran los conciertos, dando el pistoletazo de salida el grupo Noxfilia, encargado de inaugurar el certamen sobre las 21.00 horas

El grupo femenino, IRA rap fue el siguiente en actuar a las 22.20 horas. Este solo es uno de las muchas bandas compuestas por mujeres que han compuesto el festival este año, siendo Granirock un pionero en la igualdad entre mujeres y hombres encima del escenario.

Mojinos Eskocios

A las 23.45 horas fue el turno de los Mojinos Escozios, otro de los puntos fuertes que consiguió que los fans disfrutaran con su heavy metal y rock cómico, destacando sus letras irreverentes y humorísticas.

Def con Dos continuo a eso de las 1.15 horas con su mítico rap metal a los cuales les abala una amplia trayectoria en los escenarios nacionales e internacionales.

La actuación de los Mojinos Eskocíos fue una de la más aclamadas
La actuación de los Mojinos Eskocíos fue una de la más aclamadas / M. FORTUNA

Y de nuevo a las 3.00 horas cinco mujeres invadieron el escenario, en concreto las integrantes del grupo Yo no las conozco que nos deleitaron con el mejor rock femenino. Otra mujer, en este caso, la dJ Lorena Moreno fue la encargada de cerrar la primera noche a las 4.30 de terminar con una sesión perfecta para concluir el primer día.

Con el jueves superado, el viernes llegó con las mismas ganas por parte de los asistentes. En este caso abrieron el día a las 21.00 horas un conocido y veterano del escenario de Granirock como es el grupo quintanense The Buzzos, que repite tras 2014 y 2016. Una apuesta muy acertada para dar el pistoletazo de salida al segundo día de festival a través de sus originales letras en inglés acompañadas por los mejores acordes de rock.

El siguiente en actuar fue Non Servium a las 22.30 horas , el grupo madrileño de Street punk con 6 discos a sus espaldas, siendo la primera vez que visito el festival. A las 23.45 horas llego el plato fuerte de la noche, a cargo de la banda vasca Sociedad Alkohólika, otro de los mayores atractivos del cartel al ser uno de los grupos más exitosos de la historia de metal de nuestro país que vuelve a Granirock por segunda vez tras su participación en 2015.

En pleno ecuador del festival llego al escenario Gatillazo encabezado por el mítico e incombustible Evaristo Paramos, ex cantante de La Polla Récord. Seguidamente fue el turno de The Locos, encabezados por el irreverente Pipí, segunda voz y show man de Ska-p, que consiguió divertir y hacer mover el cuerpo al público con una gran combinación de sonidos con letras en defensa del obrero y los derechos sociales.

Para finalizar el viernes, los asistentes disfrutaron de nuevo de la Dj Lorena Moreno, tras la renuncia de última hora por motivos personales del popular grupo de música electrónica The Zombie kids formado por Edgar Candel Kerri y Mbaka. Por esta razón, desde la dirección del festival se aplaude la actitud de la dj emeritense por su actitud generosa para participar por segundo día consecutivo.

Con cierto cansancio, pero con la ilusión y las ganas intactas llego el sábado. El tercer y último día del festival se abrió con la actuación de las portugueses Anarchicks, grupo de punk rock con influencia del pop creado en 2011 que viene directamente desde Lisboa.

Con marcadas letras feministas y a favor de la igualdad, tanto de sexo como de razas, este grupo compuesto por chicas dejó el muy alto listón internacional de otras ediciones.

Sons of Aguirre, en la segunda vez que visitaba el escenario quintanense, fue el siguiente en actuar. El duo de rap formado por WillyLet y MC Endesa, dos personalidades muy conocidas dentro de la contracultura comunista ya estuvo en Granirock en 2017 y volvió para hacer vibrar a sus fans como ya hiciera dos años atrás.

La Mala Rodríguez fue ccabeza de cartel del sábado
La Mala Rodríguez fue ccabeza de cartel del sábado / MIGUEL BARQUERO

Y ahora sí, pasados diez minutos de la media noche, el publico se preparó para dar paso a la 'reina del rap español', como así la denominan. La Mala Rodríguez hizo arder el escenario con sus letras de rap y mezcla de flamenco que la han situado como una de las mejores raperas de habla castellana del mundo. Sin duda su presencia ha sido uno de los mayores alicientes de este festival, por lo que su actuación fue una de las más aclamadas de la lista.

Tras la fuerza de 'la Mala', la energía continuó en el escenario con otro de los grandes como es el grupo Boikot que repitió por tercer año tras 2016 y 2018. Sus letras impactantes, reivindicativas y llenas de fuerza ha sido otro de los grandes atractivos de esta edición, puesto que este conocido grupo de rock no dejo indiferente a nadie.

A las 3.10 horas ocupó el escenario el grupo de reggae Mafalda, esta banda reivindicativa a favor de la lucha feminista que añadió un elemento más a favor de la igualdad real de la mujer a través de sus letra claras y directas.

Para finalizar la música más variada, el mejor ambiente y en un entorno sin igual, otro veterano del festival como es Space Elephants puso el broche de oro a esta sexta edición.

Bajo el título 'La diversidad nos hace libres' este año se ha apostado por un cartel con «alguna de las bandas más destacadas del panorama nacional», además la Asociación Juvenil 'Quercus Ilex' creo un dispositivo de atención para atender cualquier acto «violento o intimidatorio» que pudiera producirse.

Como cada año se ha establecido la acampada en el merendero municipal, unas de las mejores valoradas con respecto a los demás festivales del país gracias a las extensas zonas verdes y la sombra de los árboles

Allí, además del espacio destinado al ocio y al descanso, también pudieron gozar de servicio de duchas, aseos y barras con comida y bebida para que los campistas hayan gozado de las mejores condiciones posibles..