Francisco Frutos, 30 años al servicio del ciudadano

Es el miembro de la policía local más veterano del municipio y se ha visto involucrado hasta en el parto de una mujer

Francisco Frutos y Agustín Sanábria rescatando un buitre herido
GENTE CERCANA

La colaboración de la Policía Local de Quintana de la Serena con asociaciones y otros colectivos es ejemplar según sus propias palabras. Tanto sus compañeros como él mismo, se centran en estar al día en todo lo relacionado con su profesión, no faltan a diferentes cursos de la Academia de Seguridad Pública Extremeña, para ofrecer a los vecinos el bienestar que se merecen.

Francisco reconoce que el tráfico en Quintana es una tarea complicada, las estrechas calles y el aumento de vehículos, dificulta mucho la circulación, aunque afirma que el Ayuntamiento está haciendo lo posible por solucionar este asunto por medio de franquear  esquinas y ensanchar espacios angostos para evitar esta problemática.

Dentro de su largo anecdotario, nos cuenta que en una ocasión tuvo que llevar a una mujer de Higuera de la Serena que se dirigía al hospital de Don Benito, pero se puso de parto en Quintana y ni el esposo que conducía el vehículo ni la propia señora sabían dónde estaba el Centro de Salud.  Pero con esto de que la Policía Local está para todo, no dudaron en acercarse al Cuerpo de Guardia, así que, tanto Francisco como su compañero fueron abriendo camino hasta llegar al Servicio Médico, poniendo todo de su parte para que el alumbramiento del bebe que tuvo lugar en el mismo centro terminase con un final feliz.

'A la Policía Local recurre todo el mundo ante cualquier problema', afirma. En una ocasión, una señora se acerca al cuerpo de guardia con un neceser de metal. Estaba cerrado herméticamente pero con un dispositivo que se podía abrir con facilidad. El dilema estaba en que lo teníamos que abrir para ver lo que había dentro y así poder identificar a su dueño o dueña. 'Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando vimos que lo que había dentro eran las cenizas de un difunto  que había sido incinerado y que un familiar había dejado olvidado en una tienda del pueblo.

Una de sus últimas actuaciones merecedoras de mención junto a su compañero de servicio, fue el rescate de un buitre que había chocado con los cables del tendido eléctrico y cayó herido al suelo.

El propietario de la finca que descubrió al animal, sabe que la Policía Local está dispuesta a todo tipo de ayudas y dio  el aviso, enseguida se pusieron en marcha y contactaron con Agustín Sanabria, miembro de Adenex y especialista en aves quien se encargó de inmovilizarlo sin hacerle daño y llamar a un centro de recuperación y protección de aves, una actuación de la que Francisco también se siente orgulloso.

A pesar de tener que cumplir con su obligación para que no se altere el orden público, reconoce que la población de Quintana de la Serena, suele ser gente muy solidaria y participativa en cualquier suceso, catástrofe o calamidad, al mismo tiempo que muy colaboradora y respetuosa con las Fuerzas de Orden.

Valora muy positivamente su servicio y el de sus compañeros que incluso imparten cursos a los niños de diferentes colegios de seguridad vial, para que en sus desplazamientos en bicicleta o incluso como peatones, conozcan todas las normas de circulación que les puedan afectar.

Un profesional  al que no le tiemblan las manos a la hora de aplicar el orden, pero tampoco cuando lo que le toca es ayudar al ciudadano, labor que lleva desarrollando con orgullo desde hace 30 años.