Diego Gallardo en el municipal de Quintana / MARÍA FORTUNA

«Tenemos jugadores para ascender, ahora queda formar equipo y trabajar»

Ilusionado y con ganas de ir a por todas, el técnico quintanense regresa a casa tras estar en el CF Campanario las últimas cuatro temporadas

Los rumores resultaron ser ciertos y Diego Gallardo, más conocido como 'Martagón' regresó al CD Quintana para liderar al equipo desde el banquillo tras cuatro años en el CF Campanario. «Me llamaron cuando aún se estaba jugando la fase de ascenso para ofrecerme el puesto en caso de que se subiera a Primera Regional. Finalmente, no se logró el as censo, pero igualmente quise comprometerme porque me gustó el proyecto que me presenta ron», explica.

El hecho de regresar a Segunda Regional después de haber estado el último año en Tercera dice que para él no es un revés, sino al contrario, un reto mayor que encara con ganas. «Hay veces que hay que dar un paso atrás para después avanzar dos. Siempre estaré agradecido a la directiva del Campanario porque querían que me quedase, pero sentía que mi etapa allí había terminado y me ilusionaba la temporada en Quintana».

Cuatro años han pasado desde que dejó el banquillo quintanense, un tiempo en el que han cambiado muchas cosas. «Es una directiva diferente y por tanto el proyecto es otro, pero la acogida ha sido estupenda. En cuanto a los jugadores, por entonces prácticamente todos eran de la localidad y ahora la camiseta la visten también varios chavales de fuera». Hecho que, afirma, refuerza el grupo. «Estoy muy contento con la plantilla, pertenecen a categorías superiores por lo que ahora solo queda formar equipo porque de manera individual son muy buenos».

Plantilla configurada

De momento asegura que está cerrada, aunque el mercado permanecerá abierto por lo que no descarta nuevas incorporaciones. «Está configurada al 100% pero nunca se sabe. Lo único que ahora nos plantearíamos sería fichar a un segundo portero, aunque tampoco es algo que nos preocupe». Entre los jugadores menciona de manera inevitable a Curro, que llegó al equipo durante la fase de ascenso y continuará en las filas rojillas al menos unos meses más. «Es un privilegio poder entrenar a un jugador así. Es un fuera de serie a balón parado, coge en se guida todos los conceptos y los pone en práctica. Se nota su trayectoria en varios equipos de Segunda División B y esto le da un salto de calidad al equipo».

Aun así, también confía en sus jugadores de siempre, los que se quedaron en Quintana cuando se fue y los que se fueron con él. «Entre todos podemos formar un bloque sólido que dé juego cada domingo». Todos ellos, según explica, han sido escogidos personalmente por él y se han adaptado a la perfección a su manera de jugo «Cuando firmé con el Quintana la única condición que puse era que del tema de fichajes y renovaciones me hacía cargo yo, ellos aceptaron y así está siendo». En cuanto al objetivo, lo tiene claro: «Hay que ascender sí o sí y tenemos equipo para ello. El fútbol es caprichoso, pero si seguimos con la dinámica que hasta ahora y trabajando así, estoy seguro que lo conseguiremos».

Examen superado

De momento esta pretemporada está siendo un examen de prueba con excelentes resultados que dejan ver la calidad del conjunto rojillo. «Creo que podemos decir que es el equipo más potente del grupo puesto que en los amistosos que hemos jugado, incluso ante equipos de Tercera, hemos competido muy bien». De cara a la liga, que comenzará el próximo 19, menciona al Talarrubias, al Olympic Peleño y al Herrera del Duque como los rivales más fuertes. «A los dos primeros nos enfrentamos en la Primera y Tercera jornada de liga respectivamente en casa por lo que esos 6 puntos hay que con seguirlos para hacernos fuertes».

Ahora sí, en casa y desde casa, Martagón afronta una temporada crucial en la que si los pronósticos se cumplen a la tercera irá la vencida y el CD Quintana podrá regresar al lugar que le corresponde.