La localidad festejará el popular Jueves de Compadre el próximo 21 de febrero

Un grupo de amigos celebrándolo en el año 1966 /A. Q.
Un grupo de amigos celebrándolo en el año 1966 / A. Q.

La tradición ancestral sigue muy presente en Quintana cada febrero

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

Una de las fiestas más tradicionales de la localidad se celebrará el próximo 21 de febrero. Un año más, Quintana aparecerá desierta para llenar los campos de alrededor el Jueves de compadre. La 'comadrá' continúa manteniendo la gastronomía de los productos de la matanza del cerdo realizada los meses previos. Junto a ellos, el característico el rosquete de pan con huevos, estará acompañado las típicas regeñías y perrunillas.

La esencia de esta fiesta no ha cambiado demasiado con el paso de los años, pues aún existe la figura del 'padrino'. La evolución se aprecia en la finalidad de dicha fiesta, puesto que antes servía como excusa para iniciar un noviazgo entre los jóvenes de la localidad, y ahora el propósito es pasar un agradable día de campo rodeado de familiares y amigos

Sí es cierto que la principal transformación que ha experimentado la fiesta ha sido el lugar de celebración. Antes era costumbre ir bajo una encina, al aire libre, pero en la actualidad los vecinos pasan el día en casas de campos particulares. La figura del padrino sigue teniendo una especial presencia para los más pequeños de la casa, al regalarle siempre el tradicional rosquete el día previo a la celebración.