Multitud de personas cantarán al ritmo de Camela el próximo 20 de julio en Quintana

Cartel del concierto /CEDIDA
Cartel del concierto / CEDIDA

El popular grupo de tecno-rumba ofrecerá un concierto en el campo de fútbol, que tendrá como telorenos a los quintanenses 'Fuente Nueva'

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

El popular grupo Camela llegará el próximo sábado 20 de julio a la localidad para hacer disfrutar a los quintanenses de una noche inolvidable con su inconfundible 'tecno-rumba'. Debido a la gran afluencia de asistentes que se espera, el evento tendrá lugar en el campo de fútbol municipal.

Aunque la actividad de este grupo y sus inicios se remontan a 1994 ha sido en estos últimos años en los que su música ha traspasado fronteras a las generaciones actuales gracias a sus temas remasterizados y versiones renovadas que han hecho que haya ganando aún más en popularidad.

Por ello, este concierto se presenta como uno de los eventos más esperados del verano en la localidad. En él, miles de personas podrán tararear los estribillos de las conocidas canciones del grupo 'Cuando zarpa el amor', 'Nunca debí enamorarme', 'Sueño contigo', y un sinfín más de letras que harán vibrar el césped del estadio.

Previamente, como telonero actuará el grupo local de rumba 'Fuente Nueva', que tras su regreso a los escenarios el pasado 2017, volverán a deleitar a sus vecinos con las mejores versiones de rumba y sevillanas como Gitano soy de Chiquete o Se bien que volverás de Rumba Tres animando el ambiente desde primera hora de la noche.

Últimas entradas anticipadas

El precio de las entradas anticipadas es de 5 euros, aunque informan desde el Ayuntamiento que quedan ya pocas disponibles, «pero no habrá problema para su adquisición en taquilla», cuyo precio será entonces de 8 euros. Las anticipadas se pueden comprar aún en la gasolinera Repsol 'Paquico' de Quintana, la tienda 'Solo Música' de Don Benito y en las Tiendas Pavo de Villanueva.

El concierto comenzará a las 23.00 horas aunque las puertas de las instalaciones se abrirán una hora antes para que las personas que lo deseen puedan coger un buen sitio y disfrutar del esperado concierto más cerca del escenario.