Música, danza y actividades infantiles conmemoraron el Día de Extremadura

El grupo 'Jaguarzo' aportó danza y color a la celebración del Día de Extremadura /MARÍA FORTUNA
El grupo 'Jaguarzo' aportó danza y color a la celebración del Día de Extremadura / MARÍA FORTUNA

Además del tradicional acto en la plaza de España, la biblioteca organizó por primera vez talleres para niños

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

El sábado 7 de septiembre la plaza de España volvió acoger un año más la celebración del Día de Extremadura en la víspera. Una fecha muy arraigada en la localidad y para la que siempre se organiza una programación especial.

Como es habitual la velada comenzó con el izado de bandera, en este caso la extremeña, que fue levantada en un momento muy emotivo por un grupo de jóvenes del grupo de jota 'Jaguarzo' ataviadas con la vestimenta regional.

Acto seguido los integrantes de banda municipal bajo la batuta de José Antonio Pérez comenzó a interpretar el himno de España y el de Extremadura que aporto solemnidad al acto. De igual manera, los miembros de la coral acompañaron la velada con sus voces en diferentes momentos.

Para finalizar la programación, que congregó cada año a cerca de un centenar de vecinos, actuó como estaba previsto el grupo de jota local 'Jaguarzo'. Sus componentes, de todas las edades, deleitaron al público con varios bailes divididos por edades, hasta el último que realizaron de manera conjunta todo el grupo. Como novedad este año, el Ayuntamiento de Quintana ofreció sangría a todos los asistentes que ayudó a refrescar la velada, puesto que la noche fue muy calurosa.

Biblioteca

De manera paralela, y por primera vez, la biblioteca 'Luis Chamizo' organizó una serie de actividades desde el lunes 2 hasta el viernes 6 de septiembre también con motivo del Día del Extremadura. El objetivo fue acercar las tradiciones de nuestra comunidad autónoma a los más pequeños.

Finalmente, una veintena de niños de entre 5 y 10 años realizaron durante la semana banderas de plastilina, dibujos con el escudo o los trajes regionales además de un mapa de Extremadura por comarcas, entre otras actividades.

Una iniciativa que nunca antes se había hecho y que según informan las trabajadoras del centro, tuvo gran éxito. «El horario era de 11 a 13 horas en la semana previa al inicio del colegio, y muchas madres los traían para poder preparar la vuelta a clase».