Nuqui Fernández interpreta a Ñoña Inés / CEDIDA

'Ñoña Inés' trae risas y reivindicación al Rodríguez Ibarra

Por la mañana la protagonista se reunió con varios grupos de alumnos del IES Quintana donde hablaron del trasfondo de la obra

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

El pasado 2 de octubre el telón del teatro Rodríguez Ibarra se subió para inaugurar la programación cultural de la temporada.

Supuso el punto de partida y para la ocasión desde la concejalía de Cultura del Ayuntamiento eligieron una obra muy especial. «La vimos en las jornadas del Maes de 2019 y desde entonces estuvimos interesados en traerla a Quintana porque nos gustó mucho», explica Leyre Sánchez, concejal de Cultura. Se refiere a Ñoña Inés, una obra cómica, pero con un trasfondo social muy importante, que se basa en el eterno personaje de Doña Inés del clásico Don Juan Tenorio.

La obra, interpretada únicamente por la actriz Nuqui Fernández, ofrece una óptica actual del personaje que creó José Zorilla en el siglo XIX.

El argumento gira en torno a una mujer que es citada para hacer un casting donde debe interpretar a Doña Inés. Ella, sin sentirse identificada en ningún momento con la obra, da la vuelta al personaje hasta convertirlo en alguien que dista mucho del original.

En todo momento considera que la figura femenina peca de 'boba' ante un Don Juan Tenorio, airoso y cortejador, y por ello se revela ante su propio personaje. «Como la obra ofrecía esa visión renovada que se puede extrapolar en muchos casos a la sociedad en la que vivimos ahora mismo pensamos que sería interesante que los niños pudieran conocerla con detalle».

Nuqui Fernández habla con los alumnos del IES Quintana / cedida

Por ello, anota, Sánchez, pidieron a la protagonista Nuqui Fernández que visitara el IES Quintana la mañana antes de la representación. Finalmente tuvo varios encuentros con los alumnos de los dos cursos de 4 de ESO y con uno de Bachillerato. «En ellos trataron muchos temas de la obra como el machismo o los estereotipos de la mujer en el teatro».

Por la tarde, muchos de esos alumnos de secundaria con los que se había reunido asistieron a la obra que terminó con un caluroso aplauso del público y el reconocimiento a la interpretación de la protagonista que durante una hora y media hizo al público reír, de la misma manera que pensar, en una obra de siempre adaptada a los tiempos que corren.