Uno de los ensayos de la coral antes de la pandemia / J.ANTONIO PÉREZ

El plazo para inscribirse en la banda municipal de música continúa abierto

Las clases de coral, por su parte, reciben a una treintena de alumnos

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

La sede de la escuela municipal de música cerró sus puertas el 12 de marzo de 2020 tras la celebración del último ensayo de la banda municipal. Año y medio después, con el restablecimiento paulatino de la actividad cultural del municipio, las inscripciones han vuelto a abrirse.

Por ello, las personas que quieran retomar su formación musical o iniciarse en algún instrumento ya pueden hacerlo.

Cabe recordar que antes de la crisis sanitaria la escuela contaba unos cincuenta alumnos y desde su formación en octubre de 1997 son centenares los que han pasado por ella.

Las clases son para todos los niveles y se puede escoger entre los lunes y miércoles o martes y jueves. «Antes había flexibilidad en los horarios puesto que si un alumnos entraba a menos cuarto y tenia que irse a y media, podía hacerlo. Ahora con el protocolo covid solo se puede acceder a las horas hay en cada grupo», cuenta el director, José Antonio Pérez.

Los alumnos tienen la posibilidad de formarse en viento con el clarinete, el saxofón, la flauta travesera, la tuba o la trompeta, entre otros o en percusión con instrumentos como la batería.

Clases de coral

Por otro lado, dentro de la escuela también está la coral, cuyas clases se reaunudaron en el mes de octubre aunque el plazo sigue abierto.

Una treintena de personas de edad adulta la forman desde hace veinte años. «Estaban deseando volver después de la pandemia y por ello no faltan a ningún ensayo».

Las clases se imparten en la primera planta de la biblioteca los lunes y los miércoles de 19 a 20 horas.