Los alumnos entrar al edificio de la Carretera el primer día de clase / M.FORTUNA

El positivo de un docente retrasa la vuelta al colegio en el edificio de 'la Laguna'

El inicio de las clases se pospuso al día 13, a diferencia de en 'la Carretera' y 'la Ermita' donde sí comenzaron el 10 con normalidad

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

El colegio público Virgen de Guadalupe volvió a abrir sus puertas el pasado 10 de septiembre. Ese día los edificios de la Ermita y la Carretera recibieron a los alumnos para inaugurar el nuevo curso a la excepción de La Laguna que no lo hizo hasta el lunes 13. «Un día antes de comenzar un docente de este edificio dio positivo en covid. Como el resto habíamos estado reunidos y trabajando junto a él en la preparación previa de las clases, tuvimos que confinarnos y hacernos PCR.

Afortunadamente, ninguno más nos contagiamos y como estamos vacunados, el lunes nos incorporamos, aunque extremando e higiene y evitando al menos la primera semana el contacto con el material de los alumnos», explica el director del centro, Juan Luis.

Explica que el mismo día que comenzaron faltaban aún tres docentes que no habían sido asignados. «Por suerte, desde la administración los están incorporando a lo largo de esta semana. Son dos bajas por maternidad y la jubilación del jefe de estudios saliente, Jesús María Sánchez, que deja la docencia tras una dilatada carrera en el colegio».

Cabe recordar que el colegio estrena este curso nuevo equipo directivo, así como objetivos y programas, relegados estos últimos de momento a un segundo plano. «Estamos centrados en que vaya bien el inicio de curso, sin incidencias y sin más imprevistos que lamentar».

A parte de estos contratiempos, Juan Luis, afirma que el resto está teniendo lugar con normalidad. «Encaramos el nuevo curso con ilusión y con la esperanza de que la covid nos deje desarrollar nuestro trabajo lo mejor posible». En cuanto a las medidas de seguridad, explica que se mantienen las del año pasado. «Son grupos estables de convivencia, es decir los llamados 'burbuja', por lo que los alumnos solo se pueden relacionar entre sí los de la misma clase. En el recreo también están divididos por zonas y los de Infantil tienen separadores entre ellos».

La única diferencia con el pasado año, destaca, son las horas de acceso. «Entraban de manera escalonada en fila con una diferencia de 10 minutos, este año se ha acortado a 5 puesto que se ha demostrado que da tiempo suficiente y así se pierde menos clase. De tal manera que entrarán a las 9.00, 9.05 y 9.10». ❡

En cuanto a las medidas de protección, las mascarillas continúan siendo recomendables para los menores de 6 años y obligatorias para esa edad en adelante. En caso de que haya un positivo, se procederá como curso anterior. «En el caso de los niños de Infantil a Cuarto de Primaria se confinaría a toda la clase, pero en Quinto y Sexto de Primaria solo a los que están sentados alrededor. En general se seguirá el criterio de ver la distancia que hay entre ellos y así Salud Pública lo determinará en cada caso». ❡

En cuanto al número alumnos, informa hay en torno a 330, una cifra similar a la del pasado curso. «Hay dos grupos por cada curso. Los de Infantil están en el edificio de la Ermita, en la Carretera Primero, Segundo y Tercero y en la Laguna Cuarto, Quinto y Sexto». ❡

Por último, explica que todavía no han establecido el calendario de actividades que se van a llevar a cabo, aunque sí tienen una idea de lo que quieren. «Aunque es pronto para hablar de los programas porque tenemos de plazo hasta el 15 de octubre, tenemos claro que vamos a solicitar un proyecto sobre robótica y audiovisual. Con él grabaremos el trabajo de los alumnos en las distintas asignaturas para que los padres puedan ver cómo se desarrollan las clases», concluye.