Raimundo Dávila se reunió con Vergeles para abordar la enfermedad de la silicosis

Raimundo Dávila en la reunión con Vergeles /CEDIDA
Raimundo Dávila en la reunión con Vergeles / CEDIDA

Días antes había tenido otro encuentro con la delegada del Gobierno en Extremadura sobre seguridad ciudadana

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

A penas un mes y medio después de la toma de posesión de Raimundo Dávila como nuevo alcalde de Quintana, ya puede decir que ha cumplido parte de su programa electoral al haberse reunido con diferentes autoridades regionales para abordar varios asuntos de la localidad.

El primer encuentro que tuvo fue el pasado 27 de junio con la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco. En dicha reunión el recién nombrado primer edil le expuso una serie de puntos concernientes a la seguridad en el municipio.

«Desde hace varios meses está teniendo lugar una oleada de robos en los campos, además de otros incidentes como quema de coches y tractores, el último de hecho tuvo lugar el sábado de Granirock y también furtivismo», declara Dávila.

Por todo ello, explica que acordó con la delegada crear una junta de seguridad local junto con la guardia civil la cual presidirá el propio alcalde. «Todo ello con el objetivo de garantizar la seguridad a nuestros ciudadanos y vivan sin miedo a que puedan sufrir alguno de estos desafortunados incidentes», informa.

Continuando con la agenda, el pasado 11 de julio Dávila volvió a Mérida para reunirse en esta ocasión con el consejero de Sanidad y vicepresidente de la Junta, José María Vergeles con un objetivo principal; abordar el tema de la silicosis. «Tal y como expuse desde el principio en la campaña y en el programa electoral, informar a la consejería de la situación actual de esta enfermedad en Quintana era una de mis prioridades». Debido a que la Junta no se había constituido cuando él tomó el cargo, aclara que la reunión tuvo que retrasarse unas semanas hasta que Vergeles volvió a estar al frente de Sanidad.

En reunión estuvo acompañado de Agustina Galán, concejal de Políticas Sociales y de varios miembros de la Asociación de Afectados por la Silicosis. «Como he dicho desde que comencé la campaña, voy a tener informados en todo momento a la Asociación y hacerles partícipes de cada paso que demos en el tratamiento de esta enfermedad».

Tras lo acordado en la reunión, informa que a día de hoy, están trabajando con el Área de Salud de Don Benito- Villanueva para habilitar un despacho para el Neumólogo que vendrá a la localidad puntualmente a tratar a los afectados. «Además queremos poner en marcha un estudio para ver la situación real de esta enfermedad en Quintana, más allá de los canteros, para trabajar a partir de él».

Entre otros asuntos en relación con este tema, también se abordó la creación de un convenio en colaboración con el Instituto Nacional de Silicosis con sede en Oviedo, «y así ofrecer a los enfermos la mejor atención posible y evitar en cierto modo que muchos de ellos se tengan que desplazar hasta allí para ser tratados», concluyó.