Dos de los niños que tomaron la Primera Comunión el pasado 16 de mayo / M.FORTUNA

Un total de 31 niños harán la Primera Comunión este año

Comenzaron el domingo 16 de mayo y extenderán hasta el 15 de agosto

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

La celebración de la Primera Comunión también se ha visto afectada por la pandemia puesto que para llevarse a cabo se han tenido que adaptarse a la normativa impuesta por las autoridades sanitarias.

Este año se está siguiendo el mismo criterio que en 2020, es decir, las clases se han impartido en la parroquia al ser más espaciosa que la casa parroquial y los 31 niños preparados recibirán la comunión en grupos de tres a lo largo de todos domingos desde el pasado 16 de mayo hasta, si no hay modificaciones, el 15 de agosto. «El primer día y el próximo 30 de mayo como excepción se celebran dos turnos con dos niños cada uno, en el resto son de uno, dos o tres como máximo y solo una celebración por día», informa el párroco quintanense.

Se han establecido así para garantizar que todos los familiares puedan asistir y se respete el 50% del aforo que permite a un máximo de 150 personas. Además, explica, que solo se leen las peticiones y no hay ofrendas para evitar el contacto entre los niños, los cuales, añade, están sentados con sus padres en los primeros bancos. En otro orden de cosas, el pasado 30 de abril se confirmaron otros 37 jóvenes de la localidad con la presencia del vicario José Cordero que llegó desde Villafranca de los Barros para oficiar la eucaristía.