La procesión a su paso por la plaza de Extremadura / MARÍA FORTUNA

La Virgen de Fátima vuelve a procesionar dos años después

Un gran número de niños y mayores la acompañaron portando cirios

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

La parroquia de la localidad celebró ayer el Día de la Virgen de Fátima. Este comenzó a las 8 de la mañana con el rezo del rosario de la Aurora por la calle. Ya por la tarde, a las 19.30 tuvo lugar la ofrenda de flores a la Virgen por parte de los niños de catequesis que además le leyeron varias poesías.

Una vez que finalizó la eucaristía, el párroco, Antonio Nogales, encendió una vela que cedió a las personas sentadas en los primeros bancos para que de una en una todos los presentes fueran enciendo los cirios.

De forma seguida, en la puerta de la parroquia, varias mujeres, portaron las andas de la Virgen, intercambiándose cada cierto tiempo a lo largo del recorrido. La procesión estuvo protagonizada por los niños que llevaban los cirios para alumbrarle el camino a la Virgen mientras el párroco custiodaba la imagen seguido por decenas de fieles.

Lugar de peregrinación

En la misma línea que otras apariciones marianas, ésta tuvo su origen en los testimonios de Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco, quienes afirmaron haber presenciado varias apariciones en Fátima, Portugal, entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917 mientras iban a pastorear sus ovejas como de costumbre, a un lugar conocido como Cova da Iria, cerca de su pueblo natal.

A partir de entonces, esta advocación mariana extendió su fama más allá de sus límites locales. Su principal lugar de culto es el santuario de Fátima, ubicado en la ciudad del mismo nombre en el municipio de Ourém, es considerado uno de los centros de peregrinación cristiana más importantes del mundo.