La Virgen de los Milagros volvió a recibir a sus fieles en la Plaza de España

La plaza de España se llenó de personas que asistieron a la misa /MARÍA FORTUNA
La plaza de España se llenó de personas que asistieron a la misa / MARÍA FORTUNA

Cientos de personas asistieron por tercer año consecutivo

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

Con la llegada de la segunda quincena de agosto, Quintana presenta un ambiente diferente. Como cada año, la localidad está celebrando su tradicional festividad en honor a Nuestra Señora de los Milagros desde ayer 20¡ hasta el próximo 24 de agosto.

Desde la segunda quincena de agosto la localidad ya notó la llegada de todos los visitantes y el silencio de meses anteriores se trasformó en algarabía. Las terrazas están llenas y las calles repletas de niños y adultos.

Esta festividad ha pasado por numerosas etapas hasta lo que conocemos hoy en día como la feria moderna. En la década de los 50 se caracterizaba por el rodeo que tenía lugar en la zona de la Laguna.

Por entonces, numeroso ganado de todo tipo llegaba hasta el municipio para la compraventa de animales que congregaba a personas de los diversos puntos de la comarca, donde destacaba una gran presencia de público de etnia gitana.

Cuenta la tradición

Durante casi 30 años era tradició llevar la Virgen de los Milagros al rodeo para que bendijera a los animales, y tras esto, se celebraba una misa en su honor, algo que ha perdurado hasta nuestros días.

El año pasado, precisamente, por primera vez en la historia del pueblo, la misa que cada año se celebra el 20 de agosto, se realizó en la Plaza de España, para que todos los quintanenses que lo desearan pudiera asistir a la eucaristía sin problema de espacio.

Tal fue el éxito obtenido, los dos años anteriores por la gran aceptación que tuvo, que el párroco de la localidad, Antonio Nogales, no ha dudado en volver a celebrar la misa en el exterior este año.

Finalmente el gran día llegó, y ayer por tercer año consecutivo, cientos de personas no quisieron perderse este emotivo momento. Tras finalizar la misa0, que estuvo acompañada por los miembros del coro de la localidad, tuvo lugar la procesión que recorrió las calles de la Cacería, la Plazuela de la Concepción, Olivillos, Francisco Pizarro, Nuestra Señora de los Milagros, la Costanilla y la Plaza de España.