La zambomba jerezana conquistó al público de la Peña Flamenca

Fernando Jiménez al baile junto a las cantaoras. ::. /C. D. J.
Fernando Jiménez al baile junto a las cantaoras. ::. / C. D. J.

El espectáculo flamenco de villancicos tradicionales colgó el cartel de aforo completo

María Fortuna
MARÍA FORTUNA

La Navidad más flamenca llegó a Quintana el pasado 28 de diciembre. Lo hizo a través de la Zambomba Jerezana la Peña Flamenca 'Candidod e Quintana' en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad. Un concierto de villancicos tradicionales pero con el más puro aire del sur que colgó el cartel de 'aforo completo'.

La zambomba en Jerez es una de las costumbres culturales y festivas más auténticas del folclore andaluz, de hecho su relevancia en el mundo del arte propición su declaración como Bien de Interés Cultural en el año 2015.

Para la ocasión llegó al municipio un grupo con mucho arte y compás formado por Domingo Rubichi, Fernando Jiménez, Carmen Grillo, Eva Rubichi y Ana de los Reyes.

Domingo de los Santos 'Rubichi', el guitarrista del grupo pertecene a una de las familias más importantes del flamenco de Jerez: Los Rubichi, Los Agujetas y Tío Juan, con una fuerte e importante presencia en esta disciplina.

Aprendió a tocar la guitarra escuchando a los grandes maestros de la escuela de Jerez como Rafael del Águila, Manuel Parrilla, Niño Jero o Manuel Morao y su hijo 'Moraíto Chico'. Desde muy joven ha acompañado a las grandes figuras del cante y el baile de Jerez. Su toque esa noche fue sencillo y puro, acompañado de un sentido del ritmo marcado y preciso que arropó de forma sublime las letras y pasos de los artistas a los que su guitarra acompañó al mejor estilo navideño.

Fernando Jiménez dio muestra de su compás y buen hacer. Primero con la pandereta y el cante, e incorporándose más tarde al corro de baile. Arte que practica desde niño despuntando por su fuerza interpretativa.

En cuanto a Carmen Grillo, Eva Rubichi y Ana de los Reyes fueron las encargadas de poner voz a esos típicos acordes navideños en forma de villancicos por bulerías, tangos y campanilleros. Las tres jerezanas conquistaron al público congregado con la alegría que desprendía de sus cantes acompañados por las palmas, logrando así generar una espera puramente navideña en una tradición que poco a poco se va asentando en la Peña Flamenca de Quintana, al contar con estos artistas jerezanos en estas fechas.